Posts by: Autor

ENSAMBLE

2012, Octubre 16 | Club Atlético Boca Juniors – Brandsen 805 – CABA

ENSAMBLE

Volver

La Celebración

2014, Marzo 6 |Club Atlético Boca Juniors – Brandsen 805. CABA

Boca Art presenta la muestra de fotografías y collages de Luisa Marcosian y el texto “El todo más uno” de Martín Kohan. “La Celebración” conmemora el 108° aniversario del Club Atlético Boca Juniors (3 de Abril 1905 – 2014), y da inicio a la temporada anual de exposiciones.

La-Celebración

EL TODO MÁS UNO por Martín Kohan

No hay más que ver las tribunas para advertirlo: la multitud es el sujeto de la celebración, pero también es el objeto. La multitud es la que celebra (canta, ríe, ruge), pero también es lo celebrado (aquello que se celebra). El festejo puede deberse a un gol, a un partido que se gana, a un campeonato que se consigue, o al hecho mismo de ser de Boca (esa condición tan cotidiana y a la vez tan extraordinaria). Pero el congregarse en la tribuna para el festejo se vuelve, al instante, un motivo de festejo también. Expresa la euforia y al mismo tiempo la produce. Estar juntos, apretarse en la felicidad colectiva, volver corales los gritos, multiplicarse: qué sería del fútbol sin eso.
No hay ninguna cancha del mundo que asegure y acentúe ese efecto como lo hace la cancha de Boca. Porque no existe multitud más cabal que ésta que en ella se abigarra y se empina de manera por demás incomparable. Las banderas lo demuestran bien: se despliegan y se adosan, se expanden y se compactan, al igual que la propia multitud. Aire libre sin espacio de fuga, caja de resonancia y de onda expansiva, en la cancha de Boca no existen la dispersión ni la distancia. La de Boca es la verdad de la mayoría, es decir, la verdad de lo mucho. Y la cancha de Boca no solamente alberga a la multitud: también, y ante todo, la crea.
Por eso no hay en el mundo celebración que se le equipare. Y estas imágenes de Luisa Marcosian nos lo dan a ver de forma cabal. Sabemos que hay muchas fotografías que registran un fragmento del mundo y lo ofrecen a nuestra percepción. Pero hay otras fotografías que, como éstas, consiguen ir más allá: fundan, y no solamente captan, una determinada imagen del mundo, y con eso además suscitan una determinada percepción, inesperada y novedosa. Pueden ser hasta más reales que las cosas reales que vemos.
Luisa Marcosian se vale del montaje y de la ocupación total del espacio: así compone buena parte de sus fotos. ¿Y no es esa, acaso, la verdad más profunda, la más genuina, la más cierta, de esa celebración multitudinaria a la que damos en llamar Boca? Verdad de lo abigarrado, verdad de lo repleto, la muchedumbre se encuentra y se reconoce en su raíz, es decir, en lo mucho. Porque la mitad más uno se resuelve como un todo: Boca es todo, y no tiene afuera.
Esa condición consumada en las tribunas la proyecta Luisa Marcosian hacia el propio campo de juego (por algo tenemos una misma palabra, la palabra cancha, para designar un espacio y otro). Milagro de la superposición fotográfica, también ahí pasa a imperar la visión de lo numeroso. Hasta Juan Román Riquelme, que es único por definición, admite ser traspasado a esta lógica de lo que se multiplica y se disemina. Crecimiento exponencial: tan expandido y tan sin límite como la propia pasión por Boca. Tan infinito y tan incontable como cualquier celebración azul y oro.



Volver

La Barca, Espacio de Arte. Muestra Anual

2010, Diciembre 18 | MUESTRA COLECTIVA

2010, Diciembre 18 | La Barca, Espacio de Arte – F. M. Esquiú 4567 Dpto 2 – Caseros

Flyer

ARTE ES ENCUENTRO por Marcela Santantón

Creo que es fundamental llegar a construir la propia definición de lo que para cada uno es arte.
Para mi Arte es un acto Divino donde el milagro de la creación, se hace visible, una y otra vez, a través de tres canales o instrumentos: el artista, la obra y el espectador. Amo a la pintura y a la poesía como medios de expresión, por esa mágica capacidad que tienen de reconstruirse en el espectador o en el lector, quedando casi en el plano de lo anecdótico lo que el artista quiso o no hacer, quiso o no decir. Si bien mis pasiones son la pintura y la poesía creo que toda manifestación artística es maravillosa, y todas poseen esa magia de resignificarse en cada Ser que se conecta. Una pintura condensa a la palabra, la poesía condensa la imagen y el sueño del que observa le pone alas a la obra. Interpreto, que hay un canal indiscutible que vincula Arte, Ser, Servicio y en ese terreno es donde hago eje para mi crecimiento. Trabajar en mi propia sensibilidad a través del arte es fundamental para abordar el autoconocimiento y en consecuencia el registro de los otros. Cuanto más alineados y comprometidos estemos con nuestro propio crecimiento mayor es la posibilidad de Servir. No concibo en mí sólo el arte de estudio, de atelier, un arte que vincule al espectador a través de la contemplación de una obra o de la lectura de un poema, lo cual es absolutamente válido y necesario. Me interesa ir más allá. Me interesa lograr despertar en el otro el espíritu del arte, como medio de autoconocimiento. Siempre somos diferentes después de mirar, sentir, emocionarnos o hacer una obra. “Algo” en nosotros se modifica, alguna conclusión se nos impone, nos dice, incluyendo el “esto nada me aporta”, aún desde ahí algo estamos decidiendo hacer. Eligiendo hacer.Arte es Encuentro. Es un territorio fértil donde habitar en espíritu y descubrirnos en nosotros, en los otros y en la Creación.

Volver

SANTACALUYA

2011, Octubre 3 | Club Atlético Boca Juniors – Brandsen 805 – CABA

Cuatro artistas de distintas disciplinas se reúnen bajo el nombre de “Santacaluya” y trabajan en conjunto. Presentan su obra que consiste de pinturas, fotografías y relieves. La exposición se realiza en el Club Atlético Boca Juniors.

SANTACALUYA

ARTE Y RIZOMA, LA POÉTICA DE SANTACALUYA por Miguel Ángel Rodriguez

El trabajo artístico colectivo remite a vivencias grupales cuyo origen se pierde en el tiempo. En su raíz milenaria encontramos la magia y el misterio, vale decir la búsqueda de sintonías con la inmensidad. Cuando los artistas colaboran intensamente se ponen en movimiento otras convicciones y energías; las expectativas personales se integran a las del grupo y lo sinérgico pasa a marcar ritmos y creatividades que poco o nada tienen que ver con el individualismo. Desde hace décadas, quienes estudian los procesos inherentes a la investigación, el pensamiento y la creatividad, insisten en la metáfora del rizoma. Sugieren que las grandes imágenes que las personas poseen sobre el universo comparten características con los tallos horizontales y subterráneos del lirio o el jengibre: crecen y se extienden como ondulaciones en el agua, buscando los bordes antes que las profundidades. Esta cualidad interesa a los estudiosos, pues fomenta una imagen poderosa e incompatible con aquellas otras visiones, cercanas a compartimientos estancos, que abonaran algunas filosofías del siglo XIX. Los rizomas adhieren al propósito de allanar el proceso creativo, rescatando los aspectos comunitarios. Esto implica olvidar los modelos jerárquicos, así como los prejuicios que afincan la idea de una sola verdad, a la postre en manos de pocos iluminados. También los grupos de artistas que promueven la labor colectiva actúan a la manera de los rizomas. Las barreras personales se disuelven o son dejadas de lado y las actitudes mancomunadas son favorecidas. Así lo demuestra la actividad de Santacaluya, que compuesto por Marcela Santanton, Casiano León, Luisa Marcosian y Jayme Ferreira Da Costa, amalgama el oficio con la plasticidad y la actitud con el riesgo. Provenientes de la pintura, la fotografía y la escultura, entre otras disciplinas, los cuatro funden la lírica personal en un cosmos abierto, tan dado a la subjetividad emocional como a la objetiva constancia, comprobable tanto en la factura como en el sentido de los trabajos. Las atmósferas nebulares, quizá inclementes (Santanton), las imágenes caracterizadas por la musicalidad de la curva (León), los paisajes y las escenas dotados de gestualidad (Marcosian) y las maderas y metales que interpelan a bestias y personajes tan enigmáticos como definidos (Jayme), se ensamblan en obras sólidas y contundentes. Son piezas que rescatan poéticas ya profesadas por brujos y chamanes que no desvinculaban el misterio del ritual, ni el éxtasis de la vivencia comunitaria. Adentrarse en el misterio de lo que existe implicaba la necesidad del ritual, y el ritual no era efectivo sin la participación del grupo. Luego sobrevenía el éxtasis, o la comunión con lo sagrado. Hoy Santacaluya revive la producción colectiva. El arte así vivido desentraña las cuestiones que nos desvelan desde antaño, como la vida, el amor o la muerte. Lo arcano se vuelve comprensible y es posible girar en torno a él. El giro es grupal, sin apropiaciones ni egoísmos. Como si el arte fuera un rizoma que en la profundidad de la tierra desviste nuestras bellezas (y nuestros horrores).






Volver

La Barca, Espacio de Arte. Muestra Anual

2011, Diciembre 17 | La Barca, Espacio de Arte – F. M. Esquiú 4567 Dpto 2 – Caseros

flyer

Qué puedo decir de las cosas cuando jamás me hablaron
sólo puedo decir lo que yo dije de ellas
que de ellas escuché con mi propia voz
por eso las cosas son los que yo digo de las cosas
ellas no hacen otra cosa que ser si mismas.

Marcela Santatón

Volver

Muestra Anual en la Comuna 4

2013, Diciembre 12 | Sub Sede Comuna 4 – Suárez 2032 – CABA

Muestra de Pintura, Fotografía, Fileteado y otras técnicas con los artistas que expusieron durante el año 2013 en la Sede de la Comuna 4

EL ARTE DEL ASOMBRO por Mariana Melamedoff
“La característica principal de una obra de arte es el asombro, la sorpresa.
Eso es lo importante…”
Oscar Niemeyer

La artista Luisa Marcosian logra con creces el objetivo -propuesto o no- de asombrarnos. De sus creaciones se derivan “narraciones fotográficas” que involucran al espectador, y lo invitan a jugar y armar su propia historia. Se trate del equipo de la mitad más uno, de un barrio o de una obra de arquitectura, el tema es una mera excusa para entablar un diálogo en el cual están siempre presentes el asombro inicial – punto disparador- y la invitación al juego. Parte del asombro proviene también del uso del color que hace la artista, sus fotocollages mutan de fotos a cuadros (o viceversa) gracias al uso vibrante de su personal paleta, que utiliza a modo de pinceladas.

Volver

El Lenguaje Del Territorio

2013, Octubre 30 | Universidad de la Punla, San Luis

La exposición es el resultado del viaje de estudios realizado en Octubre de 2012, con el Taller Experimental de Cine Documental perteneciente a la Escuela Municipal de Cine Contemporáneo de Vicente López, en Buenos Aires. Los lugares visitados fueron el Parque Nacional Sierra de las Quijadas (San Luis), el territorio Huarpe del Desierto Lavallino y la Comunidad del Forzudo (Mendoza). La muestra es el registro fotográfico de los artistas Luisa Marcosian, Pablo Cittadini y Sebastián Gómez Antelo.

Volver

URBA.NOS
Postales de Nuñez, Belgrano y Colegiales

2012, Mayo 3 | CGPC 13 Av. Cabildo 3067, 2do Piso. CABA

La exposición se presenta con tres sectores diferenciados. Uno es la Muestra individual de fotografías de Luisa Marcosian, con la temática de los tres barrios que comprenden la COMUNA 13. Otro espacio, expone las obras de la artista realizadas en la técnica de foto-collage, donde transmite su percepción de los lugares retratados. El último espacio propone un recorrido con las obras de veintiún artistas, de diferentes disciplinas del arte, quienes a través de sus trabajos, realizan una reinterpretación de las “Postales” que ellos mismos eligieron.

URBA.NOS

“El estilo no es solamente un embellecimiento como creen algunas personas, tampoco una cuestión de técnica, es – como el color en los pintores – una cualidad de la visión. La revelación del universo particular que cada uno de nosotros ve y que los otros no ven. El placer que nos da un artista, es el de hacernos conocer otro universo más”. Marcel Proust

URBA.NOS es un proyecto desarrollado íntegramente en una de las comunas de la ciudad, la número trece. La selección de estas postales surgió de una búsqueda de lugares y personajes que expresaran la esencia de los barrios que integran dicha comuna. Las imágenes y los collages que se presentan, cobran vida y trascienden lo visual para transmitir el espíritu de quienes circulan a diario por los espacios característicos de la zona. Colores, texturas, formas y expresiones evidenciadas en cada postal, confluyen en historias y situaciones que suceden cotidianamente entre transeúntes, vecinos y turistas. Mi registro fotográfico fue enriquecido por el trabajo de los artistas invitados, los cuales, desde la disciplina que desarrollan, eligieron una imagen y la “re-crearon” con su propio estilo. URBA.NOS es un espejo de la ciudad y de su gente. También es una invitación a recorrer estos barrios y a descubrir un universo en cada postal. Arq. Luisa Marcosian

Volver

Arte en las Comunas

2013, Junio 28 |Sub Sede Comuna 4, Suarez 2032 CABA

El proyecto es una iniciativa conjunta del Departamento de Relaciones Institucionales de Presidencia de la Comuna 4 y el Departamento de Cultura del Club Atlético Boca Juniors, que propone un encuentro entre artistas y vecinos, creando un espacio de intercambio entre ellos. La muestra itinerante visitará las quince Comunas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y su recorrido comienza y finaliza en la Comuna 4, que comprende los barrios de La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya. Las obras de los artistas Luisa Marcosian, Jairo, Casiano León y Yaime Ferreira da Costa, abren el camino a esta atractiva propuesta cultural.

  • El Presidente de la Comuna 4, Jorge Apreda, entrega a cada artista una placa conmemorativa con motivo de la reinauguración de la Sede y de su nuevo espacio de arte en la Sala de Casamientos

Volver

Registros en el Tiempo:
memoria de una vida y su legado

2013, Septiembre 12 | Hospital Ángel H. Roffo – Av. San Martín 5481 – CABA

Es un reconocimiento al Dr. Ángel H. Roffo por sus aportes a la medicina oncológica. La muestra fotográfica plantea un recorrido por el pasado y presente del Instituto que lleva el nombre de su creador, destacando su labor en la investigación y formación de profesionales y resaltando el valor de la tarea de médicos, enfermeros y personal comprometido. Las fotógrafas convocadas reflejan con una mirada sensible el patrimonio vigente de este centro de salud de cien años de antigüedad y la importancia de conocer su historia.

INVITACION

“Honrar la vida……
es una virtud, es dignidad y es la actitud de identidad más definida”

Eladia Blázquez

Roffo

“Honrar la vida” es, ni más ni menos, lo que ha hecho Ángel Roffo con la propia. Desde el punto de vista científico: implementando técnicas de investigación, descubriendo métodos para vencer el cáncer y creando las bases para el desarrollo de nuevos investigadores. Desde el punto de vista humano: creando óptimas condiciones para la atención de los pacientes, a quienes consideraba debían tratarse en las mejores circunstancias posibles. En esta obra (y en otras tantas) contó con el inmenso apoyo de su esposa Helena Larroque de Roffo.
En esta Muestra presentamos la percepción que hemos tenido del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo, a través de nuestra expresión artística para rendirles homenaje a quienes consideramos han honrado sus vidas con su propia obra.
Arq. Mariana Melamedoff

Volver

SANTACALUYA

2011, Diciembre 7 | CGPC Nº 13 – Av. Cabildo 3067 – 2do piso – CABA

flyer

El trabajo artístico colectivo remite a vivencias grupales cuyo origen se pierde en el tiempo. En su raíz milenaria encontramos la magia y el misterio, vale decir la búsqueda de sintonías con la inmensidad. Cuando los artistas colaboran intensamente se ponen en movimiento otras convicciones y energías; las expectativas personales se integran a las del grupo y lo sinérgico pasa a marcar ritmos y creatividades que poco o nada tienen que ver con el individualismo. Las barreras personales se disuelven o son dejadas de lado y las actitudes mancomunadas son favorecidas. Así lo demuestra la actividad de Santacaluya, que compuesto por Marcela Santantón, Casiano León, Luisa Marcosian y Jayme Ferreira Da Costa, amalgama el oficio con la plasticidad y la actitud con el riesgo. Las atmósferas nebulares, quizá inclementes (Santantón), las imágenes caracterizadas por la musicalidad de la curva (León), los paisajes y las escenas dotados de gestualidad (Marcosian) y las maderas y metales que interpelan a bestias y personajes tan enigmáticos como definidos (Jayme), se ensamblan en obras sólidas y contundentes. Miguel Ángel Rodriguez

Volver

Arte en las Comunas

2013, Junio 28 | Sub Sede Comuna 4 – Suárez 2032 – CABA

El proyecto “Arte en las Comunas” es una iniciativa conjunta del Departamento de Relaciones Institucionales de Presidencia de la Comuna 4 y el Departamento de Cultura del Club Atlético Boca Juniors, que propone un encuentro entre artistas y vecinos, creando un espacio de intercambio entre ellos. Las obras de los artistas Luisa Marcosian, Jairo, Casiano León y Yaime Ferreira da Costa, abren el camino a esta atractiva propuesta cultural.

Volver

Arte y rizoma. La poética de Santacaluya

Arte y rizoma.  La poética de Santacaluya

El trabajo artístico colectivo remite a vivencias grupales cuyo origen se pierde en el tiempo. En su raíz milenaria encontramos la magia y el misterio, vale decir la búsqueda de sintonías con la inmensidad. Cuando los artistas colaboran intensamente se ponen en movimiento otras convicciones y energías; las expectativas personales se integran a las del grupo y lo sinérgico pasa a marcar ritmos y creatividades que poco o nada tienen que ver con el individualismo.

Desde hace décadas, quienes estudian los procesos inherentes a la investigación, el pensamiento y la creatividad, insisten en la metáfora del rizoma. Sugieren que las grandes imágenes que las personas poseen sobre el universo comparten características con los tallos horizontales y subterráneos del lirio o el jengibre: crecen y se extienden como ondulaciones en el agua, buscando los bordes antes que las profundidades. Esta cualidad interesa a los estudiosos, pues fomenta una imagen poderosa e incompatible con aquellas otras visiones, cercanas a compartimientos estancos, que abonaran algunas filosofías del siglo XIX. Los rizomas adhieren al propósito de allanar el proceso creativo, rescatando los aspectos comunitarios. Esto implica olvidar los modelos jerárquicos, así como los prejuicios que afincan la idea de una sola verdad, a la postre en manos de pocos iluminados.

También los grupos de artistas que promueven la labor colectiva actúan a la manera de los rizomas. Las barreras personales se disuelven o son dejadas de lado y las actitudes mancomunadas son favorecidas. Así lo demuestra la actividad de Santacaluya, que compuesto por Marcela Santanton, Casiano León, Luisa Marcosian y Jayme Ferreira Da Costa, amalgama el oficio con la plasticidad y la actitud con el riesgo. Provenientes de la pintura, la fotografía y la escultura, entre otras disciplinas, los cuatro funden la lírica personal en un cosmos abierto, tan dado a la subjetividad emocional como a la objetiva constancia, comprobable tanto en la factura como en el sentido de los trabajos. Las atmósferas nebulares, quizá inclementes (Santanton), las imágenes caracterizadas por la musicalidad de la curva (León), los paisajes y las escenas dotados de gestualidad (Marcosian) y las maderas y metales que interpelan a bestias y personajes tan enigmáticos como definidos (Jayme), se ensamblan en obras sólidas y contundentes. Son piezas que rescatan poéticas ya profesadas por brujos y chamanes que no desvinculaban el misterio del ritual, ni el éxtasis de la vivencia comunitaria. Adentrarse en el misterio de lo que existe implicaba la necesidad del ritual, y el ritual no era efectivo sin la participación del grupo. Luego sobrevenía el éxtasis, o la comunión con lo sagrado. Hoy Santacaluya revive la producción colectiva. El arte así vivido desentraña las cuestiones que nos desvelan desde antaño, como la vida, el amor o la muerte. Lo arcano se vuelve comprensible y es posible girar en torno a él. El giro es grupal, sin apropiaciones ni egoísmos. Como si el arte fuera un rizoma que en la profundidad de la tierra desviste nuestras bellezas (y nuestros horrores).

Miguel Ángel Rodríguez
La Pampa, 2011.